Game of Thrones 3 Cuando la espera vale la pena


La tercera temporada regresa tan buena como las anteriores. Tyrion, Daenerys, Jon Snow y ahora Margaery Tyrell parecen dominar el inicio de la trama, pero habrá que esperar muchas más sorpresas.






Game of Thrones regresó tan interesante, provocadora, visualmente impactante y, sobre todo, más adictiva que nunca. El primer capítulo parece incompleto, incluso, pues los seguidores de la serie quieren más y más, las diez horas de la temporada continuas, si fuera cuestión de pedir deseos.

Con el episodio “Valar Dohaeris”, la producción de David Benioff y D.B. Weiss volvió a las pantallas. Su comienzo fue contundente, con la calidad a la que nos tiene acostumbrados la serie, aunque menos impactante que, quizá, los dos anteriores inicios de temporada. Y aunque era de esperarse, es un alivio para los fanáticos de “Game of Thrones” que HBO ya haya anunciado que habrá una cuarta temporada. No sólo rompió su propio récord de audiencia con el inicio de la tercera entrega, el domingo pasado, sino que además, la cadena de televisión sabe perfectamente que el fenómeno mediático de esta adaptación de las novelas de George R. R. Martin va viento en popa y genera millones de dólares en todas las latitudes… aunque éstos los consiga a través de las descargas ilegales de internet. Por eso, aunque en Estados Unidos el primer capítulo de este nuevo ciclo registró una audiencia de 4.4 millones de espectadores, es factible afirmar que todo el mundo está hablando de “Game of Thrones”.

Vayamos por partes. Esta tercera temporada está basada en el libro “Tormenta de Espadas”, también tercero de la saga literaria “Canción de Hielo y Fuego”, de la que, hasta ahora, se han publicado cinco tomos —y restan dos más, por lo que muchos seguidores de los libros juntan sus oraciones para que el escritor estadounidense, de 64 años, se encuentre bien de salud, pues éste anunció que podría tardar hasta diez años en publicar las siguientes entregas—. Según los fans de las novelas, además, este tercer libro es el mejor al momento.

Así que las expectativas con la superproducción de HBO —extrañamente desdeñada por las premiaciones el año pasado— comenzaron muy altas. En este sentido, no es que el primer capítulo defraude, sino que había demasiada atención puesta en cada detalle por parte de los espectadores.

Aunque la adaptación a la televisión de estas novelas no ha sido tan exacta —a excepción de algunos capítulos, que visualmente son idénticos a las descripciones del libro—, “Game of Thrones” destaca por su magnífica vida propia. Muy de cerca ha supervisado el trabajo su autor, quien cuenta con vasta experiencia en el mundo televisivo. Sin embargo, la tercera temporada inicia, justamente, con una escena mucho menos fiel al libro, donde Samwell Tarly (John Bradley) y sus compañeros de La Guardia de la Noche huyen de un ataque de los Otros, los muertos vivientes que viven Más Allá del Muro. Una escena corta, sin tanta fuerza como se describe en varios capítulos de “Tormenta de Espadas”. Este momento contrasta con lo que más tarde se muestra sobre Jon Snow (Kit Harington), cuyo encuentro por primera vez con Mance Rayder (Ciarán Hinds) y Tormund Giantsbane (Kristofer Hivju) es bastante similar al descrito en el libro.

Hay tres momentos que destacan del episodio inicial y que marcarán, sin duda, el rumbo de la historia. Primero, está la presencia de Margaery Tyrell (Natalie Dormer), la futura reina de Poniente. En la segura temporada, Margaery se nos mostró como una mujer inteligente, capaz de cualquier cosa por acceder al poder —hasta de casarse con un homosexual y apoyarlo en su idilio con su hermano—. Ahora, conoceremos esas otras funciones de su perspicacia. Margaery es buena con la gente más humilde y el pueblo comienza a amarla… mucho más que al propio rey. Joffrey (Jack Gleeson), empero, está encantado con ella. Mucho más segura de sí misma, encantadora y sexy que su anterior prometida, Sansa Stark (Sophie Turner), Margaery es un evidente peligro para los Lanniester, pero la única que percibe la amenaza que representa esta voluntariosa joven es Cersei (Lena Headey). Claro, madre del rey tenía que ser.

Estas escenas consiguieron el efecto deseado: dejarnos con dudas y ganas de más. De igual manera, la presencia en pantalla de quien aparece primero en los créditos, Peter Dinklage —como el Gnomo Tyrion Lannister—, vuelve a ser de lo mejor de la serie. Sarcástico, divertido aunque su vida sea dramática, más fuerte que cualquiera a pesar de su tamaño y ahora con el rostro marcado por una enorme cicatriz, Tyrion volverá a ser, quizá, el personaje más interesante de la tercera entrega. Pero también sobresale en el primer episodio la fantástica Daenerys Targaryen (Emilia Clarke), personaje que ha conquistado a la audiencia por su drástica evolución narrativa. Ha crecido, se ha fortalecido y cada vez avanza con mayor seguridad a reclamar el trono que le corresponde.

Un reto de la producción en esta temporada, será cuidar mucho más los detalles en los efectos visuales. Sucede que los dragones de Daenerys se perciben un tanto falsos, aunque los creadores se llevan puntos porque el gigante que vive con los salvajes —a quien por primera vez conoce Jon Snow—, que está mucho mejor realizado.

También floja fue la presencia de Robb (Richard Madden) y Catelyn Stark (Michelle Fairley), de quienes yo, al menos, esperaba una escena mucho más emotiva y dramática.

A pesar de que el capítulo “Valar Dohaeris” intentó abarcar demasiado, hay historias que aún quedan pendientes y que los seguidores ya se mueren por ver. Arya Stark (Maisie Williams), otro de los personajes más populares, no apareció en este primer episodio. Ni su hermano Bran (Isaac Hempstead Wright), cuya trama la complementarán dos personajes nuevos (los hermanos Reed). Tampoco hizo acto de presencia el odiado Jamie Lannister (Nikolaj Coster- Waldau), de quien se espera aumente su empatía con el público gracias a su vulnerabilidad en esta entrega. Y Theon Greyjoy (Alfie Allen), el nuevo personaje más detestado —si es que alguien le puede robar el título al “rey” Joffrey— también permaneció en las sombras, pero la participación del actor ya está confirmada.

Sobre esta tercera temporada, habrá mucho más que decir todavía. ¿Que si sigue siendo violenta y cargada de erotismo salvaje? La respuesta es afirmativa. ¿Que si la lucha por el Trono de Hierro continúa tan sangrienta, traicionera e injusta? Todo indica que sí. ¿Que si la historia tomará giros sorpresivos? También es un hecho. “Game of Thrones” está de regreso y valió la pena esperar por esta nueva entrega, ya que no ha perdido ni un gramo de su “fantástico” estilo.

EL DATO

Creadores: David Benioff y D.B. Weiss

Historia: Basada en las novelas de George R. R. Martin

Elenco: Peter Dinklage, Lena Headey, Michelle Fairley, Maisie Williams, Emilia Clarkey, Kit Harington, Sophie Turner, Jack Gleeson, Richard Madden, Iain Glen, Nikolaj Coster-Waldau y muchos otros actores más

Género: Aventura / Drama / Fantasía

Temporada: 3

Capítulos: 10

fuente:  vanguardia.com.mx


0 Responses So Far: