La Tierra podria aumentar su temperatura a 4,8 grados para el 2100


Los científicos creen "extremadamente probable" que el hombre sea el principal responsable del calentamiento global, según el último informe del Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU (IPCC) difundido hoy viernes en Estocolmo.

Los expertos del IPCC, que han actualizado los avances producidos desde el anterior informe de 2007, elevaron el nivel de certeza del 90% al 95% con respecto a su documento previo, en el que aseguraban que era "muy probable" la responsabilidad de la actividad humana desde 1950.

El nivel del mar podría subir entre 26 y 82 centímetros a finales de siglo, una horquilla mayor que la apuntada en 2007, cuando se hablaba de una subida de entre 18 y 59 centímetros, según los expertos del IPCC, que prevén que la temperatura de la Tierra aumente entre 0,3 y 4,8 grados en 2100.

El IPCC crea cuatro escenarios posibles de aquí a fin de siglo, del más optimista al más pesimista, en función de la intervención humana en este tiempo. Por eso, en el escenario más optimista prevé que la temperatura de la Tierra solo se recaliente 0,3° grados y en el más pesimista que suba hasta 4,8°, tomando como barómetro las temperaturas medias desde 1986 y hasta 2005; también tienen en cuenta, principalmente, el efecto invernadero, es decir la emisión de gases a la atmósfera en los próximos decenios. La Tierra ya se ha recalentado un 0,8º desde la época preindustrial.

"Limitar el calentamiento climático va a necesitar reduccioones sustanciales y duraderas de las emisones de gas", ha explicado en un comunicado Thomas Stocker, vicepresidente del IPCC. Los expertos prevén también que la intensa emisión de gases aumenten fenómenos meteorológicos extremos.

"Las olas de calor van probablmente a producirse con más frecuencia y durante más tiempo. Con el recalentamiento de la Tierra veremos a regiones actualmente húmedas recibir más precipitaciones y las secas recibir aún menos", según Stocker.

Respecto a la subida del nivel del mar, cuyas previsiones se han alterado mucho desde el informe de 2007, los expertos lo justifican porque ahora han tenido en cuenta un fenómeno que no se había contemplado entonces suficientemente: la descongelación de Groenlandia y la Antártida.


0 Responses So Far: