Equilibrista cruza el Gran Cañon Colorado


El equilibrista Nik Wallenda logró una nueva hazaña al cruzar un tramo del Cañón de Colorado, Arizona, sobre un cable de acero a 445 metros de altura, la misma que el edificio del Empire State de Nueva York.

El acrobata no utilizó ningún tipo de protección durante el cruce, transmitido en vivo por Discovery Channel con un delay de 10 segundos. El cruce lo hizo en 22.54 minutos; los organizadores habían advertido que podía demorar hasta 30 minutos, dependiendo de las condiciones climatológicas y el viento.

El cruce es la mayor hazaña conseguida por Wallenda, quien en una presentación anterior, en junio del año pasado, cruzó las cataratas del Niágara, en la frontera entre Estados Unidos y Canadá.

Durante el cruce Nik Wallenda no dejó de dar gracias y alabar a Dios. Una cámara siguió al equilibrista durante todo el recorrido, quien interactuó con el público, millones de telespectadores en todo el mundo que lo vieron por televisión e internet.

Detalles de la hazaña

El equilibrista, de 34 años, cruzó armado de varias cámaras y micrófonos. Transmitió su desafío a la muerte en vivo a partir de las 17:00 locales (00:00 GMT del lunes) por el canal Discovery, que transmitió a 219 países, reportó la Agencia Francesa de Noticias (Afp).

Durante el cruce Nik Wallenda no usó arnés ni redes de seguridad, a diferencia de como lo hizo el año pasado cuando rompió el récord del Niágara y sumó su séptima marca mundial.

Durante la travesía del cable por las cataratas del Niágara Wallenda enfrentó fuertes vientos y la copiosa rociada que le llegaba desde las cataratas, las más grandes de América del Norte, mientras caminaba suspendido sobre un cable a 60 metros de altura.

La cuerda instalada por sobre la garganta de las cataratas del Niágara midió 558 metros, y la barra de equilibrio pesó 43 libras y midió 30 pies.

El Gran Cañón

El cruce del Gran Cañón tenía una altura seis veces mayor que el cruce del año pasado. La cuerda de acero de 5 cm de grosor requirió un complejo sistema de amarres en ambos lados del cañón para fijarla.

Wallenda planeó la hazaña hace cuatro años. El entrenamiento previo, en Florida, simuló condiciones adversas, entre ellas ráfagas de viendo de hasta 80 km por hora.

Nick es uno de los integrantes de la dinastía que acumula siete generaciones de equilibristas.

En 1978 el abuelo de Wallenda, Karl, de 73 años de edad, murió al caer al vacío durante un cruce entre dos hoteles en San Juan de Puerto Rico.

En 2011 Nick y su madre realizaron el mismo cruce en homenaje a uno de los patriarcas de la familia. Cada quien partió de un extremo y en el centro del cable la madre de Nick se sentó para que su hijo pasara por sobre ella. En el último tramo Nick trastabilló y alcanzó a mantener el equilibrio.

VIDEO DEL EQUILIBRISTA QUE CRUZA EL GRAN CAÑON DE COLORADO


0 Responses So Far: